La erótica sumisión de Lizet

Publicado: 06/01/2008 22:40 por azotes en F / f

Autor: Eduardo (ediwarrior79@hotmail.com)

     Hola soy Lizet, mi pasión por las nalgadas se hizo fuerte cuando me vine a estudiar a Concepción (Chile) y tenía que buscar pensión, pues soy de Angol.

     Con mis 17 años no me atrevía a arrendar algo muy independiente, pues soy un poco regalona (mimada).
     Buscando en los avisos clasificados apareció uno muy interesante en un sector céntrico: "Comparto departamento con señorita". Confieso que casi me excité se solo pensar que podía ser una mujer mayor (bueno...hombre no podria ser), quizás se hacia fuerte en mi una ilusión lésbica, (soy hetero
curiosa).

     Nerviosa e ilusionada a la vez me presenté en el lugar y apareció Verónica; una mujer de pelo crespo castaño oscuro, ojos del mismo color (muy penetrantes), estatura de unos 1.65 como yo, piel clara, no tanto como yo y de 40 años (me lo dijo).

- "soy Lizet"- le dije y creo que le agradé de inmediato

- "hola soy Verónica, pasa y conozcamonos.

   Me dijo, entre otras cosa, que ella es separda sin hijos, no imponía presiones, pero aseguraba ser muy estricta en varias cosas. Yo le demostré mi lado sumiso de inmediato y mi mente y corazón, aunque con un inmenso
susto también, ya consideraban a Verónica como una posible fantasía sexual.

   Vero acostumbraba a usar pantalones y faldas en forma muy variada, es ejecutiva, lo que le hacia notar un par de piernas muy bonitas

   Me instalé en su apartamento muy pronto, pues el precio lo acomodó (sería para no perderme de vista). Me gustó la que fue mi habitación y todo lo demás.

   La Vero de dijo que tratara de llegar a las 11:00 p.m. a más tardar, y yo le decía entre risas:

-"lo que ordene Verito", aunque quería que la tutease.

   Al correr de los días yo notaba que le caia muy bien, pero quise poner a prueba su femenino instinto.

   Una noche que la sentí llegar como a las 00:00 hice que nos viéramos pícaramente. Como estábamos en Marzo y todavía hacia calor, yo dormía con pura polera (playera) y desnuda de la cintura para abajo ( a poto pelao, como decimos acá), es algo que me encanta y así muchas noches tengo sueños húmedos. Entonces, sentí que Verónica iba por el pasillo a su pieza, al lado del baño, yo intencionalmente, fui a este así, vestida nada más que con mi polera blanca hasta la cintura. Prendí la luz y le presenté mi vello púbico rubio y dije, fingiendo timidez:

- "aaay.. Verito.. perdona...voy al baño!!"

- "Ooohh.. Lizet.." dijo sonriente mientras le dí la espalda en dirección al baño mostrándole mi gordo, blanco y bien formado culito.

  Salí a los dos minutos y ella todavía estaba ahí, pasé despacito:


- "buenas noches Verito"

- "mmmm buenas noches guachita( niñita) fresca"- decia, al tiempo que me dio una sonora y coqueta palmada en mis nalgas desnudas.

- "bonito poto"- agregó

- "aaayy"- le dije sonriendo y me fuí a acostar con gran calentura, por la nalgada y por mostrarle mis encantos, tanto que me tuve que masturbar para conciliar el sueño.

   A los dos días quise provocar algo mucho más ardiente y lo conseguí.

   Intencionalmente me demoré en llegar de la universidad, eran como las 23:40 y la Verónica me llamó al celular, respondí:

-"bah...aayy Verito no me hinches por favor, si yo quiero, llego tarde y por último arreglémonos en casa"

Yo iba subiendo la voz y noté un silencio al otro lado del teléfono, como 10 segundos, luego le escuche decir con pacífica autoridad:"aquí nos vamos a arreglar, bonita"- Eso me asustó y exitó a la vez.-

Cuando llegue al dep. entré y vi a mi arrendadora, la hermosa Verónica, sentada en el sofá del living con una falda corta, mostrando sus lindas piernas cruzadas y sus ojos desafiantes acompañados de una pícara sonrisa,
le dije:

- "hola...¿que pasa?"- no me respondía pero sus ojos ya quemaban los míos-

- "donde estabas"- preguntó

- "estudiando con una amiga y..."

- "¿qué dije la otra vez...? y ¿qué forma es esa de hablarme por teléfono?

- "Verito es que.."

- "¡¡ Lizet ¡¡ -en tono más alto- me hiciste enojar...y creo que lo hiciste a propósito, así que debería darte un correctivo"

   Me asusté y me quede de una y roja de vergüenza y temblor le dije:

- "Verito por favor, no me rete (regañe) haré lo que sea pero no me asustes si quieres me puedes castigar...de... alguna forma.

  Ella abrió los ojos de dulce asombro y orgullosamente dijo:

- "bueno...no va ser nada malo enseñarte de buena forma quien manda aquí. A ver sácate los pantalones, por favor"

   Yo obedecí altiro, el miedo y el placer daban vuelta dentro de mi. Quedé con polera rosada, calzón blanco y calcetas blancas. Ella dijo:

- "ven aquí y échate sobre mis rodillas boca abajo"- el corazón me temblaba. Así lo hice y sentí la calida piel de sus piernas junta a la piel de mis muslos.

  Luego me bajó lentamente los calzones hasta los muslos, sintiendo ahora su piel con la de mi puvis también. El corazón me latía a unos 2000 por hora, mientras ella me decía tocándome mi trasero desnudo

-"unas buenas palmadas en el poto te harán muy bien, aunque me pidas perdón"

  Yo ya no daba más, nunca antes me habían azotado o castigado así pero no niego que estaba dentro de mis fantasias ocultas y tartamudeando le dije:

-"a ver"

Y con su mano derecha me comenzó a azotar ambos cachetes del poto, primero a ritmo lento, después más fuerte, sonando: ¡plas, plas, plas, plas..! yo me quejaba:

-"aaaayyy, aaaayyy, aahahaaayy, mi potito- y ya comenzaban a salir mis lagrimitas, ella decía:

- "y esto... m'hijita es...para que aprenda...a respetar...a su amiga mayor...y dueña de casa"

El poto me dolía pero me gustaba sentir esas nalgadas que en el fondo deseaba. Como a la duodécima no aguante más tanta emoción, dolor y gusto y me eche a llorar, diciendo:

-"yaaaa, yaaaa, aaaayyyy, ya Verito, yaaaa¡ perdóneme por favor, snif, snif.

Mientras ella no paró hasta la 20ava nalgada más o menos. Y sin mirarla a la cara me volteé a abrazarla colocando mi cara en su pecho llorando mucho y en forma tierna. Ella me abrazó de inmediato y acariciando mis rojas y calientes nalguitas me dijo:

- "yaaa, mi chanchita potoncita, yaaaa mi amor... ¿ve? eso le pasa por falta de respeto...ya, ya cosita linda, aayy te dejé tan rojo tu lindo potito, pero te voy a dar mucho cariño".

Sus tiernas palabras me hacían tan pero tan bien que creo que me sentí hasta más excitada. No paraba de llorar en su pecho y en tanta caricia de sus manos en mi culito, incluso en mi ano, dejaron asomarse varios jugos
vaginales, ella se dio cuenta, pero siguió así acariciándome el potito y la cabeza tan dulcemente que hubiese querido estar así una eternidad. Me pareció que con ese dulce castigo alcance un maravilloso orgasmo.

Luego de un rato me atreví a mirarla a los ojos y rogarle que si fuera necesario que me volviera a castigar para que me enseñase a ser una mujer de verdad, por que necesitaba buena corrección por parte de una mujer como
ella, sin dejar de suplicarle que nunca me falten sus sabrosas (e insinuantes) caricias de consuelo. Ella me miro con dulzura sonriéndome y diciéndome:

-"bueno amor, si es necesario te volveré a castigar así, cada vez entenderás que soy estricta, pero también muy cariñosa"- y dicho esto me volvió a abrazar, a acariciar el culito y besarme en la mejilla casi en los labios.

 Al ver la mi humedad vaginal en sus manos me sonrojé y la iba a decir algo cuando tocó despacito mis labios y me dijo susurrando al oído:

-"no digas nada mi amor, no pasa nada malo"

Luego volví muy contenta a la posición de castigo sin antes  darle otro beso, y Verónica me dio otros suaves masajes en mis todavía rojitas nalgas lo cual me volvía a excitar, no cabe duda que a ella eso también le agradaba.


Esas caricias me parecieron tan dulces como interminables.

Esto fue mi comienzo del placer de recibir azotes sabrosos por parte de otra mujer, de ahí en adelante más de una vez provoqué a Verónica para que ella me volviera a dar de nalgadas a "poto pelao" y por mucho que dolieran siempre me gustaron y terminaba llorando tiernamente en su pecho con sus manos en mi culito e incluso en mi húmeda zorrita (vagina) ¡¡¡qué rico!!!

Quizás les cuente alguna de esas otras veces.

Adiós

 

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: cars

Muy bueno y sensual. Felicidades

Fecha: 07/01/2008 21:02.


gravatar.comAutor: Jano

Excelente y bien contado relato a la vez que muy excitante. Gracias.

Fecha: 10/01/2008 12:18.


gravatar.comAutor: feli

Que exitante relato, me encantaría darte algún castigo.
Feli2000@gmail.com

Fecha: 14/01/2008 18:17.


gravatar.comAutor: angel

buen relato, eres una buena sumisa

Fecha: 05/03/2008 18:41.


Autor: Conrad

muy buen relato, excelente uso del vocabulario, que rico darte tus buenas nalgadas!

Fecha: 31/05/2008 12:01.


gravatar.comAutor: Dael

Lizet

Expresas muy bien tu sumision leerlo fue como tener tu poto pelado sobre mis rodillas para propinarte una buena nalgueada.
Si quieres contactar a daelmiranda7@gmail.com

Fecha: 11/02/2009 02:13.


gravatar.comAutor: tureysito3000

entretenido tu relato...pero ponlemas cosas pervertidas...xD

Fecha: 12/03/2009 22:29.


Autor: cristina

te envidio siemore e deseado que una mujer mayor me de unas buenas nalgadas y que mejor si luego me acaricia asta el ano y seria mejor teniendo despues sexo oral no??

Fecha: 26/04/2009 00:59.


gravatar.comAutor: ramiro

hermosa experiencia. cuanto me gustaria conocerlas y deleitarme asistiendo a este espectaculo

Fecha: 04/11/2009 03:31.


Autor: fernando

me exite muxisimo con tu relato.... me encanto la sumision de Lizet .... y esa estrategia de ir al baño intencionalmente a poto pelao xd....

Fecha: 05/11/2009 03:33.


gravatar.comAutor: El H.A.K.

pero ke manga de NEGROOOOS! yo puse Lizet en google y "voy a tener suerte" y aparecio esta poronga! vayansen bn a la garcha de su hna..se cagan a palos y despues no se awantan! me pueden terminar haciendo un buen petardo deluxe...AGARRENME LA WASKA aribederchi...NEGROS!

Fecha: 18/01/2011 20:12.


gravatar.comAutor: david

sube otro =9

Fecha: 03/11/2013 23:50.


gravatar.comAutor: jairo

sube mas

Fecha: 10/06/2014 10:31.


Añadir un comentario



No será mostrado.